Él me escribe… ¡y yo amanezco sin bragas!

¡hahahaha! Y cada vez que recuerdo esa noche creo que me pongo igual de colorada que el día que sucedió, ¡oh mi dios!

Érase una vez… bueno, érase un sábado de enero en el que pasé una tarde muy buena con una familia romaní, platicando, comiendo y bebiendo de lo más agradable; hablamos del comunismo, la educación, los beneficios políticos de los países, de qué es común hacer en México y en Rumanía a la hora de comer, o en una comida de fin de semana entre familia y/o amigos, entre otros detalles bastante interesantes. Y mientras todo eso ocurría a mí me ofrecían vino tinto hecho en casa – muy delicioso, por cierto – un poquito… plática… otro poquito… más plática… y así toda la tarde. Dejamos el lugar y yo estaba… relajada, todavía en mis 5 sentidos, enterita pero solo relajada. ¡Ah si! Además, me regalaron mermeladas y una botella de 2 litros de vino de la casa para llevar.

Y de haber disfrutado tanto esa tarde y sin ocuparme para nada de mi celular y mis redes sociales, al llegar a casa prendo mi laptop y me sirvo más vino – en la cocina –, me conecto a Facebook y comento de mi maravillosa tarde; contesto unos mensajes de whatsapp, y todavía relajada pero ya un poco más entrada en copas, me muevo a mi cuarto… conecto mi laptop a la tv, enciendo Netflix y me siento en mi cama con una nueva copita de vino ¿por qué no? sábado en la noche, sin planes de fiesta, cansada y dispuesta a descansar mucho al día siguiente, cuando de repente, así sin esperarlo… es más, sin tenerlo en mi mente, empieza a vibrar mi celular de que he recibido un mensaje de whatsapp; lo escuchaba a lo lejos – estaba tan conectada en mi momento, que el celular lo tenía lejos de mi – hasta que pasados unos 45 minutos veo mi celular y ¡wualaaaaaaaaaa! ¡su nombre! ¡el chico que me gusta! – escucharán de él más adelante -, entro al whatsapp preguntándome a mi misma ¿él escribiéndome?

Resulta que me escribía para decirme que me mandaba saludos un amigo de él… y de mensajes de texto nos fuimos a mensajes de voz – ahora que escucho mis mensajes, no se entendía ni J de lo que yo decía, todo en inglés, sí que parecía que me estaban exorcizando ¡hahaha! -. Él me llama para tener una videollamada – no sé dónde andaba yo, seguramente sirviéndome más vino –  que no la contesté, pero seguimos por mensajes de voz; ya llevábamos como media hora así y para mí ya era muy noche, y ahora si ya ebria, sentía mucho sueño. Ya acomodadita en la cama para dormir – ebria pero no floja, me puse mi pijama y me desmaquille – le marco yo a él pero sin contestación… pasan 15 minutos y le marco de nuevo sin contestación; dejo el celular y me quedo totalmente dormida.

resacaSon las 8:00 a.m. y silencio total en el departamento – obvio, domingo en la mañana – veo mi celular con notificaciones de mensajes de whatsapp – ninguno de él – y entre las notificaciones estaban mensajes de mi mejor amigo; entre dormida y despierta empiezo a escribirle y contarle que mi amorcito me ha escrito, en eso me entran las ganas de la pipí, me levanto de la cama y ¡oh sorpresa! ¿dónde están mis bragas? ¿qué pasó aquí?… inmediatamente le marco a mi mejor amigo y le digo: ¡no traigo mis bragas puestas! ¿qué hice, qué hice? ¡no me acuerdo de nada! ¡oh! necesito ir al baño… y me contesta: – con una carcajada, por supuesto – pues ¿qué te dijo este cabrón para que hayas amanecido así? ¿fueron mensajes calientes? yo: este… mmm… no, no sé, ¡no me acuerdo! a ver, deja reviso su conversación… – mi mente estaba completamente borrada – nada, una llamada perdida de él – cuando yo ya estaba en los brazos de Morfeo – pero nada extraordinario en la conversación.

Continuamos con la llamada mi amigo y yo, rebobinando detalles, sin parar de reír por el efecto hecho en mi por el vino y la conversación con mi africano. Mi subconsciente hizo conmigo lo que le dio su gana ¡hahaha!

Y no, no recuerdo qué pasó esa noche mientras yo dormía o se suponía que dormía, pero amanecí así; y bueno, con una resaca marca “mátenme que me muero”.

4 comentarios en “Él me escribe… ¡y yo amanezco sin bragas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s