Mientras mis amigos tienen sexo, a mí me toman de buzón sexual ¡haha!

Resulta que este aburridísimo fin de semana para mí, ha sido el más excitante y sexoso para mis amigos, así como lo leen ¡haha!. A mi proofreader “L” – persona que me ayuda a revisar mi redacción antes de publicar mis post – lo visita una vieja amiga en el país en el que vive, a otro amigo “R” le busca una chica que por mucho tiempo se rehusó a salir con él, el chico que me gusta “H” anda visitando a la novia, y un fan “F” me escribe mandándome fotos sensualonas, ¡haha!

A mí me da mucho gusto que todos, hombres y mujeres, vivan su sexualidad, la sientan, la exploren, la aprendan – con responsabilidad, obvio –… nada de andarse reprimiendo o llenarse de tabús o prejuicios por algo tan natural y DELICIOSO. Pero ¿qué es eso de andar despertándome con sus historias? Yo soy toda oídos, pero tengan piedad de mí, al menos dejen que me estire, me quite la lagaña, me tome mi café matutino. ¡no es de dios, no es de dios! ¡haha!

Sábado:

Revisando las notificaciones de mensajes de WhatsApp veo que tengo algunas de H que me mandó el viernes por la noche, y esta vez no ocurrió lo de Él me escribe… ¡y yo amanezco sin bragas! así que empiezo a leerle y a contestarle muy contenta; mientras la conversación fluía me dice que una hora antes había recogido a su novia y la había llevado al trabajo, por un momento sentí celos para que digo que si sí, pero en lo inmediato cambie la conversación y al mismo tiempo pensé:

Quién soy yo para negar una realidad que ahí está. Ella es su novia, y verla incluye besarla y tocarla, es mejor que lo haga y lo sienta que pretender que la necesidad de eso no existe.

Entre palabras más y palabras menos, dejamos de escribir y entonces vuelvo acomodarme para seguir durmiendo, hasta que mi celular empieza a vibrar de nuevo por mensajes, y era L diciéndome: “ya llegamos a mi casa después de cenar, ella está ahorita en la ducha… a ver qué pasa después” y le contesto: “pues que pase lo que tenga que pasar… ¿tienes condones?”

L: “si, si tengo, pero ya lleva mucho tiempo en la ducha”

yo: “tiene toda la tarde viajando, seguramente se está preparando para el momento que viene una vez que se acuesten en tu cama”

L: “pues no hemos dicho nada, pero tienes razón, que pase lo que tenga que pasar”

yo: “¡ash!, déjate de… las palabras a veces sobran”

L: “ya salió de la ducha, me ocupo”

yo: ¡Vale! disfruta y, échale ganas” ¡haha!

Después de regalarles mi tiempo de sueño me empieza hacer ruido la tripa, ya eran las 9:00 a.m. y me levanto a iniciar mi día.

Domingo:

Son las 8:00 a.m. en Rumanía, abro mis ojitos – castos y puros – y lo primero que hago es ver qué ocurrió mientras dormía – revisando mis redes sociales – y me saluda R por Messenger “Hola, ¿Cómo te va?”

yo: “¡ey! Hola, aflojerada… no despierta al 100, ¿tú qué haces en sábado en la noche?

R: “regresando del cine, salí con una chica…”

yo: “ándale, ¡qué bien! ¿Qué tal tu cita?”

R: “nomás calentó el agua”

yo: “¿Cómo así? ¿De plano, pues cuál vieron?” – por un momento pensé: todavía no se estrena la de 50 sombras de Grey ¡haha! –

R: “nos pusimos intenso en el cine… y cuando llegamos a su casa”

yo: “si así andaban porqué en el cine y no en otro lado, tu casa por ejemplo”

R: “No vimos la película; ¡rara cosa! llevaba más de 3 años de invitarla a salir y nunca acepto, y hoy me habló y literal ¡se me fue encima!”

yo: “¡ah! la ganosa era ella, y bueno, ¿dio preámbulo para algo más? verse de nuevo, tal vez”

R: “Terminó la película, nos fuimos al coche, en todo el camino no mencionó palabra, ni cuando se bajó. ¿Puedo platicarte detalles de lo del cine?”

yo: “¡Ash! que atrevida y santurrona. Si quieres, este fin de semana todo mundo tiene sexo menos yo y me vienen a contar, así que tu dale, soy toda oídos ¡haha!”

annadormidaDe estar texteando por el Messenger nos pasamos a llamada – les pondré su aventura y mi contestación en párrafos para no hacer el dialogo tan extenso – yo toda modorra, todavía en cama como los perritos buscando mi lugar y con mi voz rasposa y sensual ¡haha! inicio la conversación:

R: “nos pusimos intensos en el cine, ella olía riquísimo tan exquisito; la película ni la vimos, prácticamente pagamos para irnos a calentar lo que duró la película ¡mi fantasía en el cine casi se cumplió! nos comimos a besos, ella me metió mano, yo le metí mano ¡primera vez que me toca una mujer tan mojada!, se quitó su panty – bragas/calzones – se va encima de mí y me pregunta ¿traes condones? le contesté que no y en eso se baja a hacerme sexo oral ¡yo estaba que ni podía exaltarme tanto de la adrenalina! dura unos 20 minutos y se levanta diciéndome que ahora me toca a mí, yo estaba que ni me lo creía y como pude me baje, levante su falta, abrí sus piernas y ¡gloria! unos 15 minutos antes de que acabara la película nos controlamos y acomodamos de nuevo en los sillones”

yo: “Jesucristo redentor, ¡por mi culpa, por mi culpa! – claro que por supuesto que no dije eso –  ¿cómo que no traías condones? siempre de los siempre, amen, ¡tienes que traer condones! no importa si vas o no con la idea de terminar con final feliz, mira que se te ha presentado la oportunidad esta noche y no traías, ¡hasta yo que ando viajando tengo mi dotación, por si acaso, haha! y lo único que me pregunto de todo el show es ¿por qué no se fueron a tu casa y ella no dijo más nada después de tan fantasioso arrebato? ¿qué pasa con estas chicas?”

Y mientras escuchaba a R, me escribía F: “me mandas foto para soñar bonito”

yo: “ah mira que llevadito”

F: “es que ando llegando de trabajar, ¿Tú que andas haciendo?

yo: “sigo en cama y hablando con un amigo”

F: “yo me acuerdo mucho de ti, siempre te veías muy linda en el gym”

yo: “¿yo? órale, gracias”

F: “en serio, yo solo te veía a lo lejos porque pasabas y yo estaba entrenando”

yo: “pues debiste de decirme hola, si te hubiera contestado”

F: “no coincidíamos, pero ahora me da mucho gusto hablar contigo… ¿foto?”

yo: “pero que necio, que no”

F: “solo quería soñar bonito, porque soy tu fan, o sea que cuando te veía te me hacías guapísima”

yo: “sin maquillaje y en ropa deportiva”

F: “pues te veías super guapa, por eso te pedí foto”

yo: “pues hay muchas en mi Facebook… ahí puedes ver” – y empieza él a mandarme fotos enseñándome sus fuertes pectorales, atrevido ¡haha! –

Siguió pidiéndome foto por unos minutos más y halagándome, hasta que deje de contestar porque como todos los días, me empezó hacer ruido la tripa y me levante a preparar mi desayuno. Y mientras F me seguía pidiendo foto y halagándome pensé “este cree que duermo en babydoll y que ya estoy fresca y maquillada a estas horas del día, ¡que pesado!”.

En fin, así mi fin de semana de sexo ajeno ¡haha!, con algún mensaje en todo ello siempre lleven condón consigo,y disfruten sin sesgos ni prejuicios. Y soy toda oídos – no publicaré las historias de todos luego donde quedo yo – para darles mi consejo o comentario o bromilla al respecto.

Nota: si este post tiene severos errores de redacción, comprendan, mi proofreader anda como conejo, ¡hahaha!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s