¿Sí se nos subirá el muerto?

Traía en mente otro tema completamente diferente por escribirles el día de hoy, pero algo conocido como “parálisis del sueño” o “se me subió el muerto” me ocurrió al dormir de lunes a martes,  así que antes de que se me olvide, mejor se los comparto de una vez.

Ya tengo varias noches que duermo con un sueño bastante ligero, cualquier ruido me despierta y tardo en volver a conciliar el sueño; y hacer siesta no me ha sido del todo posible, sobre todo por entretenerme con otras cosas, por lo que trato de irme a dormir a la misma hora que los niños de la casa – 22:00 horas – casi todos los días – si no duermo mis 8 horas me siento agotadísima al siguiente día y soy una bebecita aún ¡haha! –

Y la noche de anoche en particular, andaba muy cansada. Una vez que preparé la cama y me metí en ella, le di play a mi playlist “sueño profundo”, me unté mi bálsamo relajante en la nariz y en la frente, y empecé a inhalar y exhalar hasta relajarme y dormirme., lo cual funcionó, dormí profundamente hasta que empecé a sentir que ALGO me abrazaba ¡cha ca cha chan! ¡muhahahaha! Siendo mi escalofriante momento:

pesadillaEstaba recostada de lado, mi lado derecho para se precisa, y con los brazos estirados. Y poco a poco empecé a sentir el peso de ALGO en mi espalda – como cuando duermes con alguien y te tiene abrazad@ de cucharita -; y después como que un brazo se posaba sobre los míos. Yo no hacía por moverme, podríamos decir que estaba profundamente dormida con algo despierto en mí – conciencia, inconsciente, no sé -; y el peso era cada vez más, que entonces yo tocaba ese brazo queriendo quitármelo pero se hacía más grande, como si fuera de elástico, por lo cual yo mentalmente le decía “córtate” – supongo que fue muy débil mi petición porque no ocurría nada -; y así unas dos o tres veces más lo dije mentalmente hasta que literalmente grite dormida “CORTATE” y ¡bum! desapareció y yo me desperté pudiéndome mover de nuevo. 

No es la primera vez que me ocurre algo como esto, para ser sincera, y en ninguna de esas ocasiones me ha dado miedo, pero ya tenía unos 10 meses que no me ocurría. Y me volvió a sorprender que lo que sea que fuera, lo sentí y lo toqué, y en esta ocasión le grité ¡haha! ¡que se cree para espantar mi sueño!.

¿Pudo haber sido mi papá? tengo varios días pensando en él – fallecido hace 16 años –, y anhelando que estuviera aquí para estarle contando cada una de mis experiencias y bromear y reír juntos de cada una de ellas. O ¿pudo haber sido cualquier otra alma vaga y juguetona que no tenía ninguna otra cosa mejor que hacer?

En una ocasión, alguien me comentó que las almas que no saben que han fallecido -y que no necesariamente son “malas”-, andan vagando y se pegan a los humanos por la luz que irradian.

Pero mientras sea Chana o Juana, me encomendé a Dios y a la energía positiva del universo. Puse un mantra para dormir, y heme aquí fresquita escribiendo otra vez.

Un comentario en “¿Sí se nos subirá el muerto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s