El miedo ¿te paraliza o te empuja?

De acuerdo con las respuestas de Google, el miedo es alteración del ánimo que produce angustia ante un peligro o un eventual perjuicio, ya sea producto de la imaginación o propio de la realidad. Funcionando también como un método de supervivencia, porque te pone en alerta ante alguna amenaza. Existiendo así, miedos de diferentes tipos – hablando de los humanos -.

miedos

Ahora bien, el miedo como ha actuado conmigo o mi situación actual. Porque algunas personas me han comentado “a mí me daría mucho miedo hacer lo que tú estás haciendo“; otras tantas me han preguntado “¿qué te hace no tener miedo?“.

Honestamente, no me considero una persona miedosa o temerosa. Pero tampoco significa que no tenga absolutamente miedo de nada, supongo que algo por ahí ha de haber. Y si no es miedo, tal vez sea fobia. Porque hasta el momento, mis papeles protagónicos han sido de hermana, novia, compañera, alumna, hija, viajera – de este último es del que pondré énfasis -, y sí he presentado miedo, del tipo miedo al fracaso, miedo al qué dirán, miedo a si me amaran, etc., creo que de todos ellos he salido ilesa y con alguna lección aprendida. Es decir, me han empujado a sobresalir, incluso me han ayudado a ser más resiliente, porque de lo contrario, si me hubiesen paralizado y estuviera enconchada en alguna burbuja por no ver más allá de lo que se me presenta en la vida, creo que no estuviera ahora de viajera.

Y como viajera, los miedos pudieran estar a la orden del día. Las noticias nos presentan lo problemático y caótico que está el mundo; conflictos a la orden del día. Sin dejar de mencionar los miedos colectivos; miedo a estar en un lugar con un idioma diferente – ¡¿pero ¡¿cómo te vas a comunicar?! -, miedo al hecho de ser mujer – ¡te pueden secuestrar! -, miedo a que la gente es mala o abusiva – ¡no confíes en nadie y cuídate mucho! -; prácticamente que no tengas el carácter y la templanza para manejar las situaciones que se te presenten. Así que, por todo esto y más, creo que lo que me ha preparado muy bien para esta experiencia de vida ha sido mi practica de yoga – meditación, la conexión cuerpo, mente y alma -, terapias con la psicóloga para resolver problemas del pasado que estaban afectando mi presente, coaching personal para poner acción a los objetivos y metas del futuro que se tengan que trabajar en el presente, y el hecho de que tengo alrededor de 15 años vivieron sola, es decir, fuera del nido familiar; facilitándome así, que me pueda mover sin miedos que me limiten o bloqueen.

  • Que sí me voy a morir, pues si, algún día tendrá que ocurrir, ¿por qué tuviera que tenerle miedo a algo natural?,
  • Que sí pierdo mis papeles, puede ocurrir, ¿por qué tuviera que tenerle miedo a algo que te puede descontrolar de momento, pero puede ser resuelto en tu embajada?
  • Que sí me roban mi dinero, también puede ocurrir, ¿por qué tuviera que tenerle miedo a perder mi dinero, sí puedo trabajar para recuperarlo además de llamar al banco para cancelar cuentas o tarjetas?
  • Que sí…

Como estos ejemplos, muchos más. Y de todos ellos hay muchas maneras de solucionarlos. Lo importante será la actitud que se le ponga al evento, acción, suceso o idea que te genera miedo. Yo a mis miedos no les doy poder, los siento, los internalizo y trabajo con ellos.

Tú como manejas los tuyos, ¿te paralizan o te empujan?…

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s