¡Agua de calzón!

¡Chicas! me corroe la tremenda duda ¿han enamorado con agua de calzón? ¡haha! Es que de veras, cuando a uno ya no le funcionan los más simples y sencillos trucos, se ponen en duda los encantos; y peor aun cuando ves por la calle cada pareja ¡Jesucristo redentor!

Resulta ser que hoy llegó un huésped holandés a la casa de húespedes donde estoy haciendo mi voluntariado en Corea ¡que está! ¡uy dios! te quite el calzón – ¡literal! -, te sostenga sobre la pared y te embista una y otra vez – ¡haha! que imaginación la mía, él no tiene nada que ver con el tema en sí, pero sí me inspiró un poquito porque empecé a hacerle plática con toda naturalidad y sin ninguna intención más que de cruzar palabras; me pregunté “Cecilia ¿por qué no coqueteas con la intención de enamorar?”

enamoramientodecalzonSi, así es. Cecilia – osease yo, la que les escribe cada travesura ¡haha! -, no trata al sexo opuesto con intención. Yo no coqueteo, no intencionalmente. Algunas veces sí traigo el “chip” coqueta y/o sensual – parece canción ¡haha! – activo, que tal vez al sentirlo yo, lo transmito a otros pero no al revés; suelo ser más de sonreír – mucho -, reír a carcajadas, hacerle platica a todos, escuchar, ser amable… simplemente ser yo. Y ser yo me ha funcionado para encontrar pareja de corto o largo plazo, para tener pretendientes o simples admiradores; pero ¿enamorados de mí? ¿traerlos locos? o arrastrando la cobija – como decimos en México – por mí, ¡uff!, para nada.

Para empezar, a todos los trato con libertad; es decir, está quién quiere estar y si se quieren ir no habrá quién se los impida – todo es con libre elección y no con imposición -; conmigo no va eso de que no pueden ver o admirar la belleza de otr@s – si hasta ver el menú se les tiene prohibido, ¿qué ganas de estar? -; tampoco va conmigo la NO comunicación – y no me refiero a estar pegados hablando 24×7 -; podemos hablar de todos los temas habidos y por haber, discutir, debatir u opinar de lo que traigamos cada uno; pero tampoco van a encontrar a la chica indefensa, necesitada, sumisa y dejada que puedan controlar y manipular a su antojo. Así qué, ¿ser uno mismo es un arma de doble filo? enamora, pero no amarra (ahuyenta al individuo); o enamora, pero asusta.

Mis parejas sexuales y emocionales – en mi tiempo viajando -, no han prosperado; ninguna de ellas. Pero todas ellas me recuerdan, como si hubiera dejado huella en la vida de ellos, o removido algún escombrillo interno, pero hasta ahí; ninguno de ellos para que me siga o me espere. Y no los culpo ni me culpo, si ellos no hubieran aparecido en mi vida no tendría las lecciones de vida, de relaciones, de amor que ahora tengo. Pero si me hace recordar lo que alguna vez compartí con una querida amiga “¿y por qué no me escogen?”

¿Tendré que realmente emplear el método del agua de calzón? ¡hahaha!

Orienten……………………..me

Propongan………………….me

Sugieran……………………..me

Los quiero, aún hay más.

 

Un comentario en “¡Agua de calzón!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s