Camuflaje

Me puedo camuflajear tan bien en el país en el que esté que a veces dudo de mis orígenes. ¡Increíble pero cierto!

El camuflaje es algo tan natural en ciertos animales, especialmente para defenderse de algún depredador y ser invisibles en el entorno que los rodea. Pero en mi caso, no tengo ni la más mínima idea de por qué me sucede con tanta facilidad. Ni me siento amenazada por mi entorno, ni quiero pasar desapercibida; al contrario, me gusta mucho que se note mi presencia y que se me tome en cuenta. ¡faltaba más!

Pero algo que es muy cierto en mí o mi forma de manejarme, es que no me gusta ser la copia de nadie – usar la misma ropa, los mismos accesorios, el mismo estilo, las mismas cosas -; aún y que adore las marcas más caras y los estilos más destacados del momento.

Estoy muy a favor de “ser único”, con todo y los defectos, debilidades, complejos y payasadas que carguemos en nuestro bagaje de vida y de ideas. Pero ahora que estoy viajando muy lejos del país en el que nací – México – me ha tocado que los locales de ciertos países, y no locales también, me digan “te pareces a…”, por ejemplo:

  • Estados Unidos – pareces europea, del mediterráneo
  • Marruecos – pareces marroquí por tu cuerpo curvilíneo
  • Alemania – pareces de Sudamérica porque no eres tan morena, Colombia tal vez…
  • Bulgaria – pareces rusa, pero de la parte asiática porque tus ojos no son muy grandes
  • Nepal – pareces nepalí, tus ojos no son muy grandes y tu color de piel – en ese momento bastante bronceada
  • Japón – pareces japonesa porque no eres tan alta, no eres morena oscura y tu nariz es pequeña

¡Pero no soy ni europea, ni sudamericana, ni asiática! ¡haha! Soy una norteamericana nacida en la tierra de los aztecas, que hasta donde sé y según mi árbol genealógico tiene cierta mezcla después de la colonización de América; mi bisabuelo por parte de mi mamá era descendiente europeo casado con una mexicana aún con rasgos indígenas – hombre blanco de ojos azules con mujer morena de ojos oscuros -, y sí le escarbase más, es muy posible que encuentre una ascendencia más mezclada – en una de esas, hasta asiática -, así que si hablase de genes, pues puede que de ahí venga incluso el tema del camuflaje, es decir, un poco de todo.

Pero hay países en los que soy una extranjera totalmente diferente, aún y que no sea alta, blanca, ojos de color y rubia. Hay detalles que me distinguen de ser una latina.

En una ocasión hablé de este tema con mi coach; le decía que me molestaba cada vez más que me dijeran que me parecía a, pero ella en cambio me dijo “no te sientas molesta o mal, es una cualidad que no todo mundo puede tener, no te estás mimetizando con nadie, pero el camuflaje te ayuda a empatizar”

Sí llego a tener descendencia, ¿cómo lucirán? ¡haha! si, a veces me hago este tipo de preguntas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s