Entre chismes y rumores

Es bien sabido que la forma más rápida de traspasar información o acontecimientos cercanos de una persona a otra es a través del muy famoso, conflictivo y atractivo CHISME!

Aunque la información se modifique de persona en persona, se le agregue o exageré, existirán los incrédulos que creerán lo que se les diga, como también estarán los intrigosos que andarán pasando el chisme solamente para dañar a terceros. Y esto, de forma natural o no, sucede en todos los círculos de personas – oficina, familia, amigos, dormitorios, etc. –

En mi caso y situación actual, he sido tema de chisme y también me ha tocado ser espectador de chismes de otros. Vivir en un dormitorio con alrededor de 25 personas, de diferentes países, la mayoría en sus 20’s – y aún muy inmaduros – es estar rodeado de mucho melodrama ¡hahaha! – para qué tener televisión, ¡¡sí aquí salen con cada pendejada!! -. Por ejemplo; cuando recién llegué al dormitorio en Korea – en el mismo al que ya había estado antes -, resulta que toda la gente “ya me conocía”, y su primer reacción al verme fue ignorarme y excluirme tanto de todo evento social entre todos los del dormitorio, como de algunos pequeños grupos; y todo esto a razón de haber terminado mi amistad con una chica del dormitorio por haber jodido y no respetado la amistad entre nosotras al meterse con el chico que yo le había dicho que me gustaba – terminé enterándome de mi “mala reputación” porque dije que ella no podía dejar de ser tan puta ¡hahaha! ¡uyyyyy, que mala que soy! -; pero como ya no hay quién alimente el chisme, termina quedando como un viejo rumor de cuartos y pasillos del dormitorio.

En otros casos, los chismes que se cargan entre pequeños grupos son del tipo:

quién gusta de quién

quién se terminó enrolando con quién en la noche de copas

quién anda en algún triángulo amoroso y no se da cuenta

quién tiene conflicto con quién – del tema que sea; como yo que estuve en un estira y afloje con una alemana porque el clima empezaba a estar más caliente y ella no quería el aire acondicionado ¡haha! ¡pendejadas!

quién es la más pronta/cusca/buscona/calientahuevos – ¡haha! como diría mi mamá

quién se anda quejando de que se rompen las reglas del dormitorio tan seguido como se cambian los calzones.

quién colecciona tantos coreanos como sea posible – amig@s o amantes de ocasión

Y cualquier otra cosa que se inventen en el camino, así sea entre locales y extranjeros o entre extranjeros porque simplemente todos y cada uno tiene diferente comportamiento y concepto de las cosas.

Lo más notorio entre los revoltosos es que necesitan un líder chismoso y un grupo para sentirse poderosos y seguir intrigando a más no poder. Además de tener a una víctima mentalmente débil para seguir arrastrándola en el chisme.

La gente necesita una distorsión inoportuna de las cosas, para tener “quehacer”. En vez de ocuparse de tener vida propia.

Un comentario en “Entre chismes y rumores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s